Por qué cada palabra cuenta (III): ¡Descubre lo que comunicas!

Por qué cada palabra cuenta (III): ¡Descubre lo que comunicas!

En artículos anteriores, les hablaba sobre la importancia de nuestro discurso y sus diversos matices. Ahora, descubre lo que comunicas de ti a través de lo que dices y la forma en que lo haces con este sencillo —pero interesante— test. Pero antes, es necesario que leas nuestra última entrada, puesto que necesitarás refrescar tu mente sobre las diversas texturas de las palabras para poder continuar. Si ya lo hiciste, entonces ¡continuemos!

Las palabras revelan lo que pensamos y lo que pensamos es lo que realmente somos.

Bien podría alargar la lista de los términos y sus texturas, puesto que yo misma les he dado el concepto conforme a lo que ha llegado a mis oídos. Sin embargo, en aras de saber lo que dicen tus palabras de ti, quiero invitarte a tomarte un espacio, tomar papel y lápiz, y —con base en el listado de las diferentes texturas de las palabras que recién leíste— preguntarte lo siguiente:

  1. ¿Cuáles son las palabras que más usas?
  2. ¿Cuáles son las palabras que más escuchas que te dicen?
  3. ¿Cuáles son las palabras que compartes al escucharla en otros?
  4. ¿Cuáles son las palabras que necesitas escuchar?
  5. ¿Cuáles son las palabras que te niegas a escuchar?
  6. ¿Cuáles son las palabras que han tenido un efecto positivo/negativo en ti?
  7. ¿Cuáles son las palabras que crees te urge emplear y practicar?

¿Listo? Ahora que tienes las respuestas a la mano, descubre lo que comunicas:

En la respuesta a la pregunta número 1, encontrarás la cualidad de tu temperamento.

En la respuesta a la pregunta número 2, te darás cuenta de que esas palabras que escuchas es la reciprocidad de tu trato hacia los demás. Recuerda la ley de la siembra y la cosecha, es decir, nos tratarán tal como tratamos a otros.

En la respuesta a la pregunta número 3, descubrirás cómo es tu personalidad a través de la perspectiva de otros.

En la respuesta a la pregunta número 4, verás que entender lo que necesitas te dirá lo que realmente eres. Te explico: en mi caso, entendí que soy una chica de palabras dulces cuando abracé el trato comprensivo y tierno de quienes me aman.

En la respuesta a la pregunta número 5, descubrirás tu intolerancia a un tipo de palabras que revelarán una de dos cosas: palabras que te hacen sentir confrontada y que, por tu dureza, no has aceptado que las necesitas, o por el contrario, palabras que desprecias porque ciertamente son injustas.

Ante la respuesta de la pregunta número 6, ¡sonríe y aprecia tus avances! También prepárate para recordar ese pasado que tanto daño te hizo, pero que ya no te afectará más; y si aún te afecta, pues, ¡acabas de descubrir que necesitas entregar esa área a Dios para que la sane!

Ante la respuesta de la pregunta número 7, encamínate a esa nueva fase de transformación y crecimiento.

Preciosa mujer, no imagino cuál de estas palabras y sus matices te han detenido o lastimado, pero hoy es el día para decidir una nueva textura que configure tus pensamientos, dé valor a quien eres y a lo que haces.

¡Sí!, hoy es el día para dar cabida a la armonía dentro de ti y ser luz, paz, firmeza, pasión, identidad y valor en todo tu mundo exterior. Recuerda:

  • Vales por lo que hablas, así que tus palabras digan lo grandiosa que eres.
  • Tus palabras pesan y cuentan, así que démosle buen uso a nuestra lengua.
  • Las palabras unen, nos distancia o separan. Así que piensa bien y seamos cuidadosas al hablar; hagámonos responsables de lo que decimos, y si nos equivocamos, ¡empecemos de nuevo!

Es tiempo de sonreír, amar y esperar; hablar sin escatimar en prudencia, seguir con la firmeza de las palabras y ¡jamás desmayar!

No olvides sonreír dulce, porque no eres frágil por hacerlo. ¡Sonríe!

#MujerInspírate

 

¿Qué opinas?

Ruth Figueroa

Ruth Figueroa

Profesora universitaria y locutora. Trabaja como asesora académica y metodológica en proyectos de investigación. Ama las letras, la música y el arte. Está decidida a vivir siendo más y su pasión es escribir para inspirar a otros.

You May Also Like

mujer joven baila mientras sonríe mirando al cielo - quiero bailar con Dios

Quiero bailar con Dios

mujer con las manos sobre su pecho - cómo sanar a tu niño interior

Carta abierta: Cómo sanar a tu niño interior

¿Cómo mantener el bienestar emocional en tiempos difíciles?

Conductas autolesivas, cuando el dolor emocional te lleva a hacerte daño - autolesión

Conductas autolesivas: cuando el dolor emocional te lleva a hacerte daño

error: Content is protected !!