Paso a paso: 9 estrategias que te ayudarán a dejar de fumar

¿Qué puedo hacer para dejar de fumar? Esta es una pregunta que quizás te haces de continuo y en definitiva, se trata de una decisión muy personal porque seguramente lo has intentado todo, pero quizás te ha faltado determinación o fuerza de voluntad.

Hablemos de razones… ¿por qué necesitas dejar de fumar?

El tabaquismo es un creciente problema de salud pública. Para el año 2018, diferentes organizaciones de la salud anunciaron el acelerado consumo de cigarrillo por parte de la mujer y enfatizaron los graves daños físicos que van desde las irregularidades en el proceso menstrual, la esterilidad y enfermedades cardiovasculares, hasta el conocido y gravoso cáncer pulmonar.

A esto se le suman las causas emocionales que influyen en su dependencia, las cuales implican desde leves tristezas o desahogos, amarguras acumuladas y repetidas depresiones hasta el estrés constante que hace de esta práctica, un hábito.

Es por ello que te daré algunas alternativas para dejar de forma definitiva esa práctica nociva que has condicionado, más que a tu rutina, a tu estado de ánimo.

1. Reconoce el problema

Lo primero es reconocer que fumar se ha convertido en una necesidad innecesaria. Te explico, una necesidad conduce a la inmediata satisfacción, pero si se repite tal carencia, hablaríamos de una crisis que continuamente produce alteraciones y desajustes en ti.

Si bien es cierto que fumar te brinda la quietud que buscas, sin duda alguna esta es momentánea ya que al pasar los minutos, recrea en tu mente el cíclico placer del consumo.

 Ahora, ¿por qué me refiero a fumar como una “necesidad innecesaria”?, porque nunca concluye el proceso de satisfacción que buscas obtener, convirtiéndolo así en un hábito nocivo.

2. Vuelve al momento que todo empezó

Se trata de ubicar en tu memoria qué causo tal necesidad. Para ello, te indicaré algunos ejemplos que te servirán de guía: porque te dio curiosidad y decidiste probar, porque te sentías sola, lo compraste porque sufres de mucha ansiedad, porque tu pareja lo hacía y por ende, empezaste a acompañarlo; y así, cualquiera que sea la razón. La respuesta está dentro de ti, solo debes sincerarte y aprender a escucharte.

3. Invierte tiempo en ti

Necesitas detenerte, darte importancia y dedicarte tiempo para descubrir cómo dar respuesta óptima a aquella situación del pasado, de tu adolescencia o de tu pasado reciente que marcó el inicio de una dependencia.

Sí te es difícil dedicar tiempo a lo que te digo pero quieres intentarlo porque lo consideras apropiado, confía tu experiencia de vida a la persona que realmente ha estado contigo como un buen amigo o amiga. Ahora bien, es importante que esa persona no sea un fumador porque enfrenta tu misma situación y necesitas de alguien a quien puedas rendir cuentas y que pueda brindarte aliento en medio de la debilidad.

4. Toma la decisión

Una vez que lo hayas identificado, ¿quieres resolverlo? Estoy segura que sí porque nadie quiere cargas que adulen su retorno a eventos donde las lágrimas, la rabia y el malestar cobran protagonismo de continuo.

5. Una vez que te determines, toma acciones al respecto

Sí has decidido resolver tu situación y dejar de fumar, te hago la siguiente propuesta: escribe todo aquello que perdonas y las cosas que deseas desaprender; por ejemplo: «perdono porque prefiero mi paz», «desaprendo el hábito de fumar porque deseo libertad, porque deseo cuidarme y tener salud».

6. Inspírate y sé constante

Cada mañana, lee lo que escribiste y con firmeza, repite: “no buscaré más atajos para resolver las dificultades de mi presente; no necesito una sustancia ajena, más que lo que yo misma pueda producir con la fuerza de mi amor propio”.

7. Haz tu parte y lo que te resulta imposible, ponlo en manos de Dios

Amiga, la fuerza de voluntad se gana por minutos y por segundos; ¿cómo?, poniéndote en manos de Dios, manifestando tu gratitud por vivir y tu anhelo por ser fortalecida, hasta vencer ese hábito que te domina y te mantiene tolerante a la ansiedad. Asimismo, la fuerza de voluntad la obtienes al rodearte de personas optimistas, llenas de vigor y humildad.

Comparte con ellas la batalla que libras y encontrarás guerreros incansables que serán como un escudo y un brazo fuerte a tu favor en tus peores momentos.

8. Adopta hábitos saludables

Cuando se tiene alguna dependencia, en el orden de superarla, es más común de lo que crees sustituirla por otra así que, ¡ojo con esto! Si vas a crear nuevos hábitos, cuida que sean saludables; por ejemplo, ejercitarte regularmente te ayudará a liberar endorfinas y consumir un suplemento nutricional te ayudará a reemplazar el consumo del cigarrillo.

9. Sé consciente de ti

Estar consciente de ti misma es relevante para saber cuándo decir sí y no.

Nadie tiene tal poder de decisión sobre sí mismo más que la propia consciencia.

Preciosa, deseo con todo mi corazón que una vez te encuentres contigo, veas la armadura que te acompaña para librar todas tus batallas. ¡Eres una guerrera!, así que no desistas hasta alcanzar aquello que tanto anhelas.

#MujerInspírate

¿Qué opinas?

Ruth Figueroa

Ruth Figueroa

Profesora universitaria y locutora. Trabaja como asesora académica y metodológica en proyectos de investigación. Ama las letras, la música y el arte. Está decidida a vivir siendo más y su pasión es escribir para inspirar a otros.

You May Also Like

mujer joven baila mientras sonríe mirando al cielo - quiero bailar con Dios

Quiero bailar con Dios

mujer con las manos sobre su pecho - cómo sanar a tu niño interior

Carta abierta: Cómo sanar a tu niño interior

¿Cómo mantener el bienestar emocional en tiempos difíciles?

Conductas autolesivas, cuando el dolor emocional te lleva a hacerte daño - autolesión

Conductas autolesivas: cuando el dolor emocional te lleva a hacerte daño

error: Content is protected !!