10 principios que te ayudarán a hablar en público de manera efectiva

Hablar en público puede resultar un reto para muchas de nosotras. Algunos de los desafíos que enfrentamos es el miedo o pánico escénico, la correcta preparación del tema y ¡ni hablar de aquél fragmento que no queremos olvidar durante la presentación!

Más allá de los retos y el temor que te genera, estás frente a la oportunidad y te has propuesto no dejarla pasar porque sabes que tu voz encierra un mensaje. Así que ¡no se diga más!, llegó el momento de prepararte. Te haré mención de los siguientes ejercicios que te condicionarán físicamente, darán claridad a tu mente y te permitirán tener dominio emocional para la ocasión.

  • Lo primero que harás es respirar de forma consciente. Llena suavemente de aire tus pulmones, ahora, deja salir el aire detenidamente; realiza tres (3) veces este ejercicio. La respiración relajada y significativa elimina toxinas y elimina el estrés. Recuerda también hidratarte.
  • Proyecta tu voz. Continúa pronunciando simultáneamente –y en este orden– las vocales o – u – a – e –  i, utiliza tu tono de voz y ritmo. Dicha vocalización ayudará a la proyección de la voz.
  • Practica trabalenguas, ríe y disfrútalo, aquí te dejaré uno: “treinta y tres tramos de troncos trozaron tres tristes trozadores de troncos y triplicaron su trabajo, triplicando su trabajo de trozar troncos”. Esto es un aporte a la articulación y dicción de palabras.
  • Visualízate positivamente. Observa en tu imaginación la receptividad y cómo los demás asientan con la cabeza para afirmar tus ideas.
  • Escribe tus ideas, esto te dará orden y secuencia. Grábate y escúchate con el fin de apreciar tu voz, detallar la pronunciación, corregir muletillas y revisar la coherencia de tu discurso.

Ahora sí, reseñaré diez (10) principios de la neuro oratoria que facilitarán tu presentación frente a otros:

  1. Cuida tu entonación: cada expresión exteriorízala con intención, matizando el volumen de la voz y la velocidad de las palabras; el equilibrio entre la pausa y la rapidez es atractivo y mantiene despierto y con interés a tu público.
  2. Lenguaje corporal: el 90 % de la comunicación es corporal, así que usa tus manos, pero haz movimientos y gestos sin exagerar. Recuerda que cada emoción se revela en el rostro: tu concentración, contentamiento, descontento, seguridad y receptividad. Puedes caminar pero no insistentemente.
  3. Tu vestimenta: ya sabes, nos encanta vestir a la moda y estar perfumadas; combina bien tu atuendo sin recargar en estampados, iría bien un color neutro en una de las partes. Evita escotes y joyería ruidosa porque necesitas que el público se fije en lo que tienes que decir más que en tu ropa.
  4. Presentación digital: que no sea extensa ni muy cargada en letras o imágenes. Comprueba el tipo, el número de letra y color de fondo de cada lámina antes de mostrarla.
  5. Tu estilo: la autenticidad es espontánea y sensata. No imites a otros conferencistas ni oradores famosos. Sé original, sé tú misma.
  6. Interacción: es importante mirar a tus oyentes y escucharlos. De estar equivocados, actúa con prudencia al corregir; no digas malas palabras ya que puede ofender y tener un significado gravoso en la diversidad de culturas. El buen humor te promoverá, además que reoxigena el cerebro y el nivel atencional se eleva en el público. Otra recomendación importante es aceptar tus errores; no eres Supergirl, así que no te muestres como una súper heroína.
  7. El tiempo: corto o extenso, todo dependerá del tema o del público. Al exponer, no concentres tu atención en el reloj, mejor fluye con la confianza que iniciarás y culminarás en un tiempo moderado.
  8. Tu mensaje: que sea claro y concreto, práctico, sin rodeos; llega a la idea central. No es recomendable usar videos virales para dar antesala a lo que deseas transmitir.
  9. Tu credibilidad: cuando des ejemplos, puedes mencionar tus experiencias vividas sin presumir; tus historias son valiosas siempre y cuando contengan relación con lo que estás diciendo y un agregado importante para el aprendizaje.
  10. Sé tú: en ese momento muestra quién eres, al iniciar tendrás nervios pero todo cambiará porque la humildad, tu estima y seguridad en el propósito de lo que haces, te harán capaz.

#MujerInspírate

¿Qué opinas?

Ruth Figueroa

Ruth Figueroa

Profesora universitaria y locutora. Trabaja como asesora académica y metodológica en proyectos de investigación. Ama las letras, la música y el arte. Está decidida a vivir siendo más y su pasión es escribir para inspirar a otros.

You May Also Like

mujer joven baila mientras sonríe mirando al cielo - quiero bailar con Dios

Quiero bailar con Dios

mujer con las manos sobre su pecho - cómo sanar a tu niño interior

Carta abierta: Cómo sanar a tu niño interior

¿Cómo mantener el bienestar emocional en tiempos difíciles?

Mujer envidiosa cómo saber si sientes envidia combátela en 4 pasos

¿Cómo saber si sientes envidia? Combátela en 4 pasos

error: Content is protected !!