«Necesitamos poner un freno al matrimonio infantil»

En Mujer Inspírate estamos comprometidas con el desarrollo integral de la mujer porque creemos firmemente que estamos llamadas a ser agentes de cambio. Con este artículo damos inicio a una nueva sección, Mujeres de influencia, en la que destacaremos la labor de mujeres ejemplares, sin reconocimiento alguno y anónimas para el mundo; mujeres comunes, como tú y como nosotras, pero que se han armado de valor y marcan la diferencia en sus comunidades en favor de las generaciones futuras.

Nuestro objetivo al compartir estas inspiradoras historias es recordarte que eres una mujer de propósito y que en ti reside el valor y la determinación que necesitas para empezar a ser una mujer de influencia en tu entorno.

Nuestra protagonista de hoy es Elizabeth Chatuwa, una chica africana de 28 años que desde sus 10 años ejerce un trabajo de concienciación en su comunidad. Su labor contribuye a la meta de poner fin a todas las formas de violencia contra mujeres y niñas, incluyendo los matrimonios infantiles, precoces y forzados. Esta es su historia:

“El matrimonio infantil es un problema muy serio en Malawi. Todos creen que las niñas están listan para el matrimonio ni bien llegan a la pubertad y éstas abandonan la escuela para casarse.

Este país tiene una de las tasas de matrimonio infantil más altas del mundo: de cada dos niñas, una se casa antes de cumplir los 18.

En el 2014, durante una visita a la comunidad rural del distrito de Mangochi, conocí a una niña de 14 años, Chikondi, que ya estaba casada y con un bebé en brazos. Le pregunté por qué se había casado. Me respondió que sus padres la habían casado con un hombre más grande para que éste los mantuviera a ella y a su familia. ¡Fue desgarrador!

El año pasado, ocho de nuestras guías instructoras participaron en un taller en Lusaka, Zambia, organizado por la Asociación Mundial de Guías y Guías Scout y ONU Mujeres, en el cual aprendieron formas de utilizar el currículo «Voces contra la violencia» para frenar la violencia contra mujeres y niñas. Posteriormente regresaron a Malawi y nos enseñaron a mí y a otras jóvenes. Este currículo ayuda a las jóvenes a entender qué es la violencia, saber cómo manifestarse en su contra, y buscar ayuda ante hechos de violencia.

Sin embargo, capacitar a las jóvenes por sí solo no alcanza para terminar con el matrimonio infantil. Es necesario hablar con los padres, líderes de las comunidades y consejeras y consejeros personales para que tomen conciencia de que es una práctica ilegal y que está mal. Debemos lograr que los hombres se involucren; ellos son quienes tienen el poder de decisión.

Después de conocer a Chikondi en Magochi, nuestro grupo de muchachas guías regresó para hablar con sus padres. Nos llevó bastante tiempo, pero finalmente logramos convencerlos de que trajeran a su hija de nuevo a su hogar y que la enviaran a la escuela.

Si se pone un freno a la violencia contra las niñas, éstas pueden contribuir a tener un mundo mejor”.

Fotografía: Muchachas guías de Malawi. Otchiwe Nkosi

[tw-divider][/tw-divider]

Elizabeth Chatuwa, de 28 años, comenzó a participar como guía cuando tenía 10 años. En la actualidad, es la Comisionada Distrital Juvenil de la Asociación de Muchachas Guías de Malawi, un país de África Oriental.

Elizabeth actúa como mentora de diferentes niñas y asiste a jóvenes líderes en la tarea de hacer llegar los programas, incluido el currículo “Voces contra la violencia”, desarrollado conjuntamente entre ONU Mujeres y la Asociación Mundial de Guías y Guías Scouts, con el objeto de concienciar a niñas y jóvenes acerca de sus derechos, evitar el matrimonio infantil y demás formas de violencia, y alentar a las niñas a seguir yendo a la escuela.

[tw-divider][/tw-divider]

Fuente: ONU Mujeres, serie editorial “Desde mi perspectiva”. Disponible en www.unwomen.org/es

#MujerInspírate

¿Qué opinas?

You May Also Like

El reto de ser mujer, madre y médica en tiempos de Coronavirus

El reto de ser mujer, madre y médica en tiempos de Coronavirus

Entre la danza y la maternidad, Elisa Carrillo se consolida como la mejor bailarina del mundo

Katie Bouman, la mujer detrás de la primera foto de un agujero negro

Yalitza Aparicio: una figura inspiradora para las mujeres de origen indígena

error: Content is protected !!