¡Suelta la queja!, el tiempo de agradecer ha llegado

Cuando permitimos que la rutina se amolde a nosotros, la queja llega, desparrama su descontento en nuestra alma, apaga el sentimiento de gratitud y se confabula con nuestra boca para buscar contagiar a otros. Todo esto tiende a sucedernos sin siquiera percibirlo. Quizás creas que este no es tu caso, pero se trata de algo tan imperceptible que solo aquellos que nos rodean pueden notarlo. ¿Lo has experimentado?

La queja juega en nuestra contra, pues, nos convierte en una especie de “profetas del desastre”, ya que todo lo que sale de nuestra boca es lo negativo, y como eso es lo que esperamos –y declaramos constantemente– termina por sucedernos. Pero no, no se trata de mera casualidad, ese es su fruto.

Ya está por llegar el mes más hermoso del año, y con él la víspera de acción de gracias. Esta temporada es ideal para echar un vistazo a nuestro interior, y en ese análisis introspectivo reconocer todo aquello que hemos permitido que contamine nuestra alma, esas pequeñas pero poderosas cosas que retrasan la bendición de Dios en nuestras vidas; la queja constante es una de esas cosas.

whats wrong with me

En lo particular, creo que nuestro mayor antídoto contra la queja es abrir bien nuestros ojos y buscar en las pequeñas cosas de la vida, la bendición que Dios cada día nos regala, por ejemplo, en el abrazo de tu pequeño o en la sonrisa de tu cónyuge, porque tienes a una familia amorosa a tu lado; en el café que disfrutas mientras lees ese libro, porque muchos no tienen siquiera qué comer o en dónde refugiarse; en esa llamada de tus padres, porque aún gozas del privilegio de tenerlos en su vejez; en cada día nuevo de trabajo, porque Dios te ha provisto por medio de este; o cuando te miras al espejo, porque ves salud y el milagro de la vida cada mañana. ¿Acaso necesitas más razones para estar agradecido?

ok

Nada de estas hermosas cosas pueden ser superadas por los afanes del día a día, así se trate deseos frustrados o cuentas por pagar. ¡Cada día Dios te regala una nueva oportunidad de reescribir tu presente y tomar las decisiones acertadas! ¿Hay algún mejor regalo que este? La palabra de Dios nos enseña en Salmos 103:10 (NVI) que Él «no nos trata conforme a nuestros pecados ni nos paga según nuestras maldades». Además de hacernos una promesa:

«Si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, con mayor razón Dios, su Padre que está en el cielo, dará buenas cosas a quienes se las pidan», Mateo 7:11 (TLA).

El tiempo es ahora, así que abre tus ojos, mira a tu alrededor, quéjate menos por lo que no tienes y ¡empieza a agradecer por lo que posees! Aunque, no lo creas, razones te sobran para hacerlo. Solo basta con que apagues la voz del exterior y empieces a priorizar lo verdaderamente importante.

«Así que no se preocupen por todo eso diciendo: “¿Qué comeremos?, ¿qué beberemos?, ¿qué ropa nos pondremos?”. Esas cosas dominan el pensamiento de los incrédulos, pero su Padre celestial ya conoce todas sus necesidades. Busquen el reino de Dios por encima de todo lo demás y lleven una vida justa, y él les dará todo lo que necesiten», Mateo 6:31-33 (NTV).

#MujerInspírate

 

¿Qué opinas?

Melina Vélez

Melina Vélez

Melina Vélez es comunicadora social, presentadora de radio, escritora, productora de Marketing Digital y directora creativa de Mujer Inspírate. Melina es una soñadora imparable, esposa de Ángel Galeano y mamá de Napoleón, su hijo perruno.

You May Also Like

Mujer envidiosa cómo saber si sientes envidia combátela en 4 pasos

¿Cómo saber si sientes envidia? Combátela en 4 pasos

por lo menos, la expresión que te impide vivir en plenitud

«Por lo menos», la expresión que te impide vivir en plenitud

las chicas que me habitan

Las chicas que me habitan

Beneficios de hacer de tu casa un hogar ecológico

Beneficios de hacer de tu casa un hogar ecológico

error: Content is protected !!