¿Qué harías por amor?

¿Qué harías por amor?

¿Qué harías por amor? ¿Darías la vida entera?, ¿morirías si es necesario?… Al menos eso es lo que muchos expresan en sus canciones y poemas.

 Es tan emocionante enamorarse, encontrarse, soñarse, prometerse, ser correspondidas y atrapadas en esa mirada cautivante del otro… una mirada que desvela y embelesa, ¿o no?

Sin duda, enamorarse es una de las experiencias más creativas y divertidas que pueda existir. Pero, ¿hasta dónde eres capaz de llegar por ello? Seguro has escuchado cientos de historias al respecto. De hecho, hay algunos lemas clásicos, como el “hasta que la muerte los separe” o el imperativo “la mujer, por amor, lo aguanta todo”.

En vez de estar envuelto entre sábanas blancas, el amor nos lo han presentado entre dramas y más dramas. Es justo ahí donde la burbuja explota en la decepción que recita cosas como que “el romance dura poco” o que este “no es para siempre”. ¡Qué tristeza tan grande!

¿Cuántas de nosotras hemos sido cautivadas por la duda al escuchar de alguien más que es imposible tener un final feliz en el amor?

Creo que por ese motivo, tanto la mujer como el hombre de hoy esquivan y se niegan a la idea del matrimonio –aun cuando lo desean en lo profundo de su corazón–. En cambio, prefieren una vía alternativa: “primero vivamos juntos, para probar cómo nos va”.

El drama nos ha distraído de lo que potencialmente podemos hacer por amor.

Para responder a la pregunta “¿qué harías por amor?” –algo que, al parecer, la gran mayoría responde bajo una sobredosis emocional–, es importante rescatar primero el significado del mismo.

El amor es un lenguaje. Para transmitirlo, necesito reconocer que lo poseo en su expresión más pura.

Para que este se revele a la mente, se debe pensar detenidamente en una de sus más claras evidencias: sabemos que estamos descritos por el amor cuando entendemos que podemos ser buenos, generosos, valientes… Pensarnos en él nos llevará a conocer más profundamente sus formas de expresión; es allí donde descubrimos la necesidad de ser pacientes, libres y honestos.

El autodescubrimiento del amor en nosotros es como un espejo que nos muestra tal y como somos.

Creo que, quienes toman en serio dicha comprensión, aprenden a expresarse en paciencia, perdón y lealtad. También adquieren la habilidad de observar sus límites y derrumbar las barreras del egoísmo, de la envidia y de la falsedad.

Saber quién soy en el amor, me permite identificarlo en el otro y cuando logro descifrar su lenguaje, lo protejo de aquello que lo violente o intente manipular para confundirlo.

Las generaciones pasadas nos han hecho creer que el amor duele, suplica, mata… Y ¡vaya!, esto en realidad ha sucedido, pero lo que no terminan de entender es que nada que alimente esos impulsos desmedidos es realmente amor.

Mujeres, ¡nos han mentido! No tienes que seguir culpándote por los errores pasados a causa de un modelo de enseñanza que refiere relaciones frustradas, todo porque no se han conocido en el amor.

Ahora que sabes la verdad, trabaja para encontrar dentro de ti la pureza y fidelidad del amor genuino; y una vez que mires en otro lo mismo, sabrás que lo único que puedes dar por amor es eso: verdad, pureza y fidelidad. Justo lo que tú también mereces.

#MujerInspírate

¿Qué opinas?

Ruth Figueroa

Ruth Figueroa

Profesora universitaria y locutora. Trabaja como asesora académica y metodológica en proyectos de investigación. Ama las letras, la música y el arte. Está decidida a vivir siendo más y su pasión es escribir para inspirar a otros.

You May Also Like

las chicas que me habitan

Las chicas que me habitan

mujer con estrés postraumático

Vivencias que marcan: ¿cómo saber si tienes estrés postraumático?

Beneficios de hacer de tu casa un hogar ecológico

Beneficios de hacer de tu casa un hogar ecológico

Qué hacer cuando nada sale bien

¿Qué hacer cuando nada sale bien?

error: Content is protected !!