Los hombres también lloran

A lo largo de la historia se nos ha vendido la idea que los hombre son el sexo fuerte y tienen el deber de fungir como una especie de héroes ante la sociedad para estar al nivel de las exigencias, pero… ¿Qué  tan cierto es esto?

Está bien decir y creer que ellos juegan un papel importante en la vida de las mujeres y de la sociedad en general, pero creo que este concepto de “héroe” que se les ha adjudicado se ha exagerado demasiado. Te preguntarás ¿Por qué?”, porque aunque lo desconozcamos, es una realidad innegable que el peso de la figura heroica está presente en la cultura y es claro que hoy en día las exigencias de las mujeres para que un hombre califique ante sus necesidades son cada vez más altas, solemos olvidar que ellos son seres humanos y que también tienen sentimientos frágiles.

Aunque parezca mentira, muchos hombres están hartos de jugar el papel de superhéroe, pues ellos también sienten miedo, no soportan la soledad, les molesta la idea del fracaso y no se muestran interesados por ser la figura perfecta a nivel físico, es decir, ellos también sienten la necesidad de mostrarse tal como verdaderamente son y sienten.

Lo que me inspira a escribir este artículo es el poder contarles, queridas lectoras, que los hombres también tienen sus luchas diarias, luchas que nosotras ignoramos por pensar que ellos son simplemente el sexo fuerte y porque no nos sensibilizarnos ante lo que podrían estar sintiendo para poder apoyarlos en momentos importantes. Creo que hay un mundo interior desconocido por descubrir en ellos. Por eso, les comento algunas de las cosas que ellos también experimentan:

  1. Ellos también lloran. Quizás no como lo hacemos nosotras (que somos tan exageradamente expresivas con nuestros sentimientos). Cuando ellos lloran es porque realmente algo no está bien y necesitan de tu apoyo. La mayoría de las veces optan por disimular sus sentimientos por temor a verse débiles frente a una sociedad exigente y demandante, o simplemente para evitar sentirse vulnerables. Si algún día vez a un hombre llorar, no lo juzgues, más bien ayúdalo a encontrar el coraje para enfrentar su tristeza.
  2. Ellos también sienten miedo. Ellos pueden sentir los mismos miedos que experimentamos nosotras y aún más, esto por el simple hecho de creer que deben llenar ese estándar que la sociedad les ha impuesto. Si ellos sienten miedo, no significa que sean débiles, significa que son tan humanos y sensibles como nosotras.
  3. Ellos también enfrentan problemas de autoestima. Aunque no lo expresen, ellos también pueden sentirse presionados por una sociedad que los obliga a lucir bien, a verse atractivos. Y lamentablemente nosotras, las mujeres, tristemente somos expertas en nuestro afán de querer encontrar el hombre perfecto, sin caer en cuenta del grave error que implica el buscar a un “hombre ideal” tan solo evaluando el aspecto físico, dejando de lado muchas cosas que, al final del día, son las más importantes para alcanzar la felicidad. No te enfoques sólo en lo superficial, tómate el tiempo de descubrir lo que alberga en su interior y cuál es su esencia.
  4. Ellos también viven sus procesos. No hay una sola persona en el planeta tierra que no pase por procesos difíciles en la vida, y entender que ellos también atraviesan procesos de crecimiento y madurez para descubrirse a sí mismos y encontrar su camino, es realmente vital para comprender que su valor como individuos es totalmente opuesto a los bienes que puedan poseer, a la ropa que puedan vestir, al carro que manejan y a lo que materialmente te puedan ofrecer. Cuando entendemos esto, aprendemos a valorar lo profundo de ellos.

En conclusión, entender un poco más el mundo interno del sexo opuesto nos ayudará a ser más sensibles y menos exigentes. Aunque no es fácil, es cuestión de saber leer entre líneas y no hostigar, no hablar tanto y escucharlos más. Creo que las mujeres nos llevaríamos menos desilusiones si empezáramos a ver a los hombres como verdaderos seres humanos, tan imperfectos como nosotras, y no como los superhéroes que las películas nos muestran.

#MujerInspírate

¿Qué opinas?

Melina Vélez

Melina Vélez

Melina Vélez es comunicadora social, presentadora de radio, escritora, productora de Marketing Digital y directora creativa de Mujer Inspírate. Melina es una soñadora imparable, esposa de Ángel Galeano y mamá de Napoleón, su hijo perruno.

You May Also Like

Conductas autolesivas, cuando el dolor emocional te lleva a hacerte daño - autolesión

Conductas autolesivas: cuando el dolor emocional te lleva a hacerte daño

por lo menos, la expresión que te impide vivir en plenitud

«Por lo menos», la expresión que te impide vivir en plenitud

las chicas que me habitan

Las chicas que me habitan

mujer con estrés postraumático

Vivencias que marcan: ¿cómo saber si tienes estrés postraumático?

error: Content is protected !!