una vida con sentido

Una vida con sentido

La vida nos está mostrando que existen diferentes ritmos y hoy estamos aprendiendo a fluir en cada uno de ellos. En función de llevar una vida con sentido, es imperativo reconocer los tiempos de cambios y la incertidumbre como una constante actual. Hacerlo te facilitará el camino.

La realidad también se construye con palabras. Lo que nos decimos, pensamos y escuchamos hace parte de esa realidad que estamos construyendo porque cada palabra cuenta. Así que recuerda: tú eres quien le da sentido a tu vida y también eres la única que puede sacarle un mayor provecho a tus circunstancias actuales.

Confiar en Dios, sentirte agradecida y continuar soñando son algunas de las cosas indispensables que puedes hacer para llevar una vida con sentido; es por eso que te invito a cerrar los ojos por un momento y agradecer por la vida; porque estas aquí y ahora, aprendiendo de cada segundo… Si decides aprovechar ese aprendizaje, estarás convirtiéndote en una versión mejorada de ti misma.

La pandemia representa una circunstancia adversa que todos compartimos, se trata de una realidad que se escapa de nuestras manos. Ahora bien, esta circunstancia global aunada a la desmotivación trae consecuencias mortales que invitan a la depresión; pero desde nuestra fuerza interior podemos combatir esa ausencia de voluntad.

Al fin y al cabo, tú eres quien decide que tu vida tenga sentido.

Otra parte fundamental de tener una vida con sentido es encontrar tu propósito. Si aún desconoces el tuyo, una de las maneras en la que puedes darle respuesta a esa interrogante es conociéndote más.

Descubre más de ti y dale sentido a tu vida a través de esta dinámica

Para hacerlo, solo necesitas colores, lapiceros, hojas y tu mejor actitud. ¿Estás lista? Entonces, ¡empecemos!

1. ¿Cómo estoy?

Escribe debajo de la pregunta lo primero que llegue a tu mente. Si te sientes feliz o triste, escríbelo sin profundizar en el porqué; en este momento, lo único importante es identificar la emoción o el sentimiento que estás experimentando.

2. ¿Qué me gusta?

Si sientes deseos de dibujar, puedes hacerlo. ¡Deja fluir tu creatividad!, porque esta dinámica no tiene reglas; lo primordial es que seas tú misma mientras participas y no temas sincerarte.

3. ¿Qué creía que me gustaba y ya no me gusta?

Escribe lo que se te ocurra y analiza por qué te dejaron de apasionar esas cosas que creías que te gustaban. Eso revelará mucho de ti.

4. ¿Cómo me quiero sentir?

Tal vez te sientes feliz y pienses que no está bien porque otras personas están pasando por momentos difíciles, o incluso, quizás seas tú quien está pasando por momentos duros y por eso te cuesta estar en paz.

En este punto, no invites a la razón ni a la explicación. Solo escribe cómo quisieras sentirte y permite que toda esa emoción quede expresada en la hoja.

5. Con lo que he vivido hasta hoy, ¿cuáles son los logros de los que me siento orgullosa?

Puedes escribir los logros que has tenido en cualquier momento de tu vida y no, no tienen que ser logros rimbombantes. Desde que nacemos, estamos logrando nuevas cosas y a veces recordarlas nos ayuda a reconocer nuestra fuerza.

No subestimes tus pequeños logros.

Al tener todas tus respuestas, vas a hacer dos listas con la siguiente información:

  • Lista 1: “Cosas que me ayudan a sentirme mejor en este momento y a reconocer mi poder personal”.
  • Lista 2: “Cosas que no me están ayudando a sentirme mejor en este momento”.

Ahora, con ambas listas en mano, vas a buscar las formas de modificar las cosas que no te están ayudando. Una manera de hacerlo es invirtiendo tiempo en las cosas que te gustan para sentirte más motivada.

En este punto, es importante recordar que las creencias son opcionales y que los miedos los creas tú. Así que puedes modificar las creencias que no te están apoyando para el momento que estás viviendo y también puedes vencer esos miedos que te agobian; porque, si tú los creaste, significa que eres más fuerte que ellos.

Después de pasar este tiempo contigo y disfrutar de tu compañía, puedes volver a preguntarte sobre tu propósito. De esas preguntas que te hagas pueden salir tantas respuestas como desees; lo importante es que sean positivas y que te ayuden a encontrar maneras de sentirte útil y activa.

Por ejemplo, ser la compañía para alguien de tu familia que así lo requiere es una gran tarea; acompañar la evolución de tus hijos y a la vez, aprender a ser niña nuevamente también puede hacer parte de ese propósito. Quizás encuentres tu sentido en reactivar un sueño/ emprendimiento; o bien, contagiar de felicidad, palabras de aliento y amor a otros es otra opción de gran valor en este momento.

Recuerda: tú eres la única responsable de darle sentido a tu vida y la determinación es el primer paso.

Así que ¡mucho ánimo!, porque tu verdadera realidad no viene marcada por las circunstancias, sino que la construyes de adentro hacia afuera con lo que crees de ti, con lo que te dices y con lo que le dices a otros. Todo es cuestión de determinarte para llevar una vida con sentido.

“Camina lento, no te apresures, que a donde tienes que llegar es a ti mismo”, J. Ortega y Gasset.

#MujerInspírate

 

¿Qué opinas?

Clara Cuartas

Clara Cuartas

Clara ha logrado crear un perfil único a través de su trayectoria. Actualmente se dedica a acompañar a las personas en el cumplimiento de sus sueños personales y empresariales desde el diseño, el coaching y el reconocimiento de las habilidades individuales.

You May Also Like

las chicas que me habitan

Las chicas que me habitan

mujer con estrés postraumático

Vivencias que marcan: ¿cómo saber si tienes estrés postraumático?

Beneficios de hacer de tu casa un hogar ecológico

Beneficios de hacer de tu casa un hogar ecológico

Qué hacer cuando nada sale bien

¿Qué hacer cuando nada sale bien?

error: Content is protected !!