Lo que aprendí del fracaso

Hablamos de fracaso cuando obtenemos un resultado adverso de algo que confiábamos que sucedería bien. Contrario a lo que muchos piensan, el fracaso es algo natural que experimentamos de manera constante en nuestra vida, la diferencia radica en la perspectiva desde la cual lo asumimos.

Sea algo simple –como fallar un examen del corte–, o algo más serio, –como un divorcio–, hay una verdad irrefutable: a nadie le agrada fracasar, y mucho menos los sentimientos que esto genera en nosotras. Un fracaso mal canalizado puede sumirte en tristeza, impotencia, desánimo y depresión, pero si hay algo que he aprendido a lo largo de los años, es que cada fracaso te brinda una oportunidad de crecimiento única, pues, te insta a ir más allá de tus limitaciones.

Por esa razón, decidí compartir contigo algunas de las lecciones más valiosas que aprendí de fracasar, y que hoy día me han convertido en la persona que soy:

  1. Los fracasos no están hechos para hacerte creer que tus sueños son demasiado grandes, sino para expandir una mente estrecha a través de la fe y perseverancia.
  2. Los fracasos no están diseñados para hacerte creer que eres incapaz, sino para demostrarte que eres imperfecta, simplemente humana.
  3. Los fracasos nunca te restan, siempre te sumarán; un ejemplo claro de ello es que luego de un fracaso, siempre contarás con la oportunidad de un nuevo intento.
  4. El fracaso es capaz de instruirte en disciplina, constancia y perseverancia, solo si tú así lo permites.
  5. La enseñanza que encierra cada fracaso es de carácter personal.
  6. Aunque puedas aprender de los fracasos de otros, nunca asumas como propio el fracaso de alguien más.
  7. Debes entender que, así como el éxito, no todos tienen la misma concepción del fracaso.
  8. El fracaso no cierra puertas, abre otras que nunca hubieses considerado.
  9. El fracaso te alinea, puesto que –en ocasiones– te muestra el camino que no debes empeñarte en seguir, actitudes que debes desechar, y personas que debes dejar atrás.
  10. Los fracasos no están diseñados para destruirte, sino para hacerte crecer.

La clave de asumir el fracaso con la mejor actitud es creer que Dios está en control de todo y que sus planes son siempre de bien para nosotros, de modo que aunque las cosas no funcionen como esperabas, esto no significa que las experiencias sean inútiles o sea el fin, ¡al contrario!, cada vez nuestro carácter se perfecciona y crecemos en madurez, lo cual nos lleva más cerca de alcanzar nuestro propósito, porque el fracaso no es lo opuesto al éxito, sino algo que forma parte de él.

«Cada fracaso le enseña al hombre algo que necesitaba aprender», Charles Dickens.

#MujerInspírate

¿Qué opinas?

Melina Vélez

Melina Vélez

Melina Vélez es comunicadora social, presentadora de radio, escritora, productora de Marketing Digital y directora creativa de Mujer Inspírate. Melina es una soñadora imparable, esposa de Ángel Galeano y mamá de Napoleón, su hijo perruno.

You May Also Like

las chicas que me habitan

Las chicas que me habitan

mujer con estrés postraumático

Vivencias que marcan: ¿cómo saber si tienes estrés postraumático?

Beneficios de hacer de tu casa un hogar ecológico

Beneficios de hacer de tu casa un hogar ecológico

Qué hacer cuando nada sale bien

¿Qué hacer cuando nada sale bien?

error: Content is protected !!