Infertilidad en la mujer y el deseo de ser madre

Infertilidad en la mujer y el deseo de ser madre

Materializar el deseo de ser madre es algo que no le toma mucho tiempo ni esfuerzo a la mayoría de las mujeres. Sin embargo, este sueño no se hace realidad tan rápido para un 15 % de las parejas en edad fértil; ya que existen diversas causas de infertilidad en la mujer (por ejemplo, disminución de la reserva ovárica, dificultades en la ovulación, problemas en el útero y la disfunción tubárica) y en el hombre (como la producción baja de esperma y la reducción en la movilidad de los espermatozoides).

En la actualidad, postergar el sueño de ser mamás hasta que las condiciones de vida sean ideales es una posibilidad real; de hecho, muchas mujeres lo hacen a causa de culminar una carrera, conseguir un mejor empleo o una casa propia. No obstante, se ha comprobado científicamente que la fertilidad femenina disminuye con el pasar de los años y es cada vez más común que las parejas recurran a centros de fertilidad por no poder concebir a su bebé.

En este blog quiero regalarte algunas recomendaciones para proteger tu salud mental en el proceso de búsqueda de ese bebé deseado.

Cómo sobrellevar sanamente la infertilidad en la mujer y el deseo de ser mamá

  1. Que la esperanza siempre habite en ti. La infertilidad es agotadora emocionalmente, por lo que las mujeres somos más propensas a desarrollar síntomas depresivos y ansiosos durante la búsqueda de un bebé. Por eso, te invito a que sigas creyendo, incluso cuando estés pasando por momentos difíciles, porque la mente atrae lo que el corazón desea. ¡No pares de soñar con tu bebé!
  2. Practica ejercicios de visualización. Encuentra un lugar cómodo en el que te puedas concentrar de 10 a 15 minutos. Luego, respira profundamente, escucha música relajante, coloca una velita aromática; ¡en fin!, haz lo que necesites para regalarte un momento de paz. Las visualizaciones son ejercicios para “soñar despiertas” donde imaginamos aquello que tanto anhelamos en el corazón: ver la barriguita crecer, escuchar su corazoncito, imaginar el rostro de tu bebé, crea una imagen mental tuya cargándolo o alimentándolo. No necesitas hacerlo a diario, solo cuando tu corazón lo demande.
  3. El pensamiento es mágico y abre puertas. El pensamiento positivo es una llave a un universo de emociones positivas, porque alimenta el deseo de pedir lo que sí queremos y evita estancarnos en lo que no queremos. Algunas ideas que te sugiero es pedir “un embarazo saludable y a término”, “un bebé que complete su desarrollo físico y emocional en el vientre”, y/o “que la salud física, emocional y cognitiva del bebé sea perfecta”.
  4. No descuides tu alimentación ni tus hábitos de sueño. Sabemos que la depresión y la ansiedad son expertas en menoscabar los hábitos alimenticios y el buen sueño. ¡No los dejes de lado!, porque tu nutrición y tu salud mental son vitales para el crecimiento de tu bebé soñado.
  5. Encuentra un médico en quien ambos confíen. Cuando buscamos un bebé, es indispensable hacerlo de la mano de un profesional que nos trasmita un deseo de respaldo y apoyo para concebir. Por ende, es muy importante sentir que sus intenciones están bien alineadas con las nuestras.
  6. Habla con un(a) terapeuta familiar o psicólogo(a). La infertilidad en la mujer y el deseo de ser madre es una experiencia de vida compleja que vienen acompañada de un sinfín de emociones y creencias limitantes; estas, sin intervención profesional, podrían estar alejándote de tu sueño de ser mamá. ¡Ánimo!, ¡buscar ayuda es de valientes!

Ante todo, deseo que la esperanza viva en ambos para lograr ese anhelado sueño de tener un bebé.

La infertilidad en la mujer puede ser un agente estresante para ustedes —como pareja—, por lo que cuidar la salud mental es indispensable. Creer y soñar siempre, ser intencionales en alimentar los pensamientos positivos, llevar una vida balanceada y contar con un equipo profesional son factores indispensables para alcanzar el sueño de tener a tu bebé en tus brazos.

#MujerInspírate

 

¿Qué opinas?

Gabriela Torres

Gabriela Torres

Psicóloga, terapeuta de familias, amante del trabajo con los niños y especialista en el fortalecimiento del vínculo en parejas para el bienestar del grupo familiar. Le encanta aprender cada día algo nuevo y si lo hace junto al mar, ¡es el mejor día!

You May Also Like

Qué hay detrás de un error, el beneficio de cometer errores

El beneficio de cometer errores

Me necesito así, el poder de aceptarme

«Me necesito así»: el poder de aceptarme

Depresión posparto, el lado oscuro de la maternidad

Depresión posparto: el lado oscuro de la maternidad

10 cosas que puedes hacer para mejorar la convivencia familiar

10 cosas que puedes hacer para mejorar la convivencia familiar